facebook wine in moderation
LA BODEGA
NAVE DE ELABORACIÓN
CAVA DE CRIANZA
VIÑEDOS
VENDIMIA
TRABAJOS EN BODEGA
COLECCIÓN
SUELOS
NOTICIAS
¿Quieres conseguir 3 botellas de TOMBÚ 2010 y brindar con tu pareja?
Participa con nosotros en este concurso y llévate un estuche de tres botellas de nuestro vino más divertido y apasionado: TOMBÚ 2010.
Ampliar
Nueva Añada Pazo Piñeiro 2010, Adega Pazos de Lusco
De la finca “Pazo Piñeiro”, siempre de la misma parcela de 1,4 hectáreas, solo los mejores años se produce el exclusivo vino que lleva su nombre.
Con una excelente acidez que le dará muchos años de vida, un vino fino y elegante.

Ampliar
Medallas de Oro para los vinos del Grupo Dominio de Tares
Concurso International Wine Challenge Catavinum (IWCC) organizado y desarrollado por Catavinum en Vitoria - Gasteiz.

Ampliar
SUELOS

El suelo del viñedo de Los Oteros se asienta sobre areniscas y conglomerados del Mioceno. Son suelos de relieve normal, con pendiente compleja, en el que se alternan las  zonas llanas con otras de mayor inclinación, creando en el paisaje las pequeñas colinas denominadas ‘Oteros’. Su escorrentía es normal y el drenaje generalmente libre, lo que favorece el cultivo de la vid al eliminarse rápidamente el agua sobrante de las lluvias.

Siguiendo la clasificación “Soil Survey Manual”, la mayoría de los suelos de la zona podrían clasificarse dentro de los siguientes órdenes: Alfisoles, Inceptisoles y Entisoles.

En Los Oteros son habituales los Entisoles, en los que la textura del suelo es franco-arenosa, con elementos gruesos y una acusada pedregosidad (piedra, cascajo y grava), lo que favorece el drenaje del exceso de agua y el calentamiento de la cepa por la irradiación de la radiación solar recibida, elevada en la zona. La consistencia en seco es ligeramente suelta. El color es pardo en seco y pardo-oscuro en húmedo. Con una composición moderadamente ácida , el pH varía de ligeramente ácido a básico, según la abundancia de ‘calcio rn rl complejo de cambio’. Su bajo contenido en materia orgánica, próximo al 1%, hace a los entisoles especialmente aptos para el cultivo de la vid, favoreciendo una gran calidad y concentración en el fruto.

La descripción formal de los suelos es la siguiente:

Entisoles (del latín ‘ent’, juventud).- Suelos débilmente desarrollados sobre material de acarreo en áreas montañosas o serranas. Sus limitaciones son el pobre desarrollo del perfil, la baja fertilidad y, a veces, el alto contenido de sales. Se los encuentra en cualquier tipo de clima y la vegetación va de acuerdo con el mismo, aunque la más característica es la de ribera en los valles aluviales.

Inceptisoles (del latín ‘inceptum’, comienzo).- Suelos húmedos, incipientes, poco evolucionados y con cierta acumulación de materia orgánica. Su textura es uniforme. Son aptos para soportar una sucesión de cultivos con manejo adecuado..

Alfisoles.- Suelos minerales generalmente húmedos de alta saturación básica. Tienen problemas de drenaje debido a su alto contenido arcilloso y poco material orgánico. Pueden ser buenos suelos agrícolas con adecuada fertilización. En las zonas frías o templado-húmedas están asociados a materiales calcáreos jóvenes, pero en las zonas subhúmedas pueden hallarse asociados a áreas más antiguas. Se los puede encontrar bajo los bosques australes y, en climas más secos, bajo bosques caducifolios de hojas anchas, también donde haya una marcada variación estacional de las lluvias y una cubierta de pastos y árboles xerófilos, o en climas más húmedos, con vegetación de pastos altos.


SUSCRIPCIÓN REVISTA
Nombre
Email
AGENDA
ENVIAR A UN AMIGO
RESTAURANTES
Copyright © Viñedos y Bodegas Dominio de Tares, S.A. , 2005. Politica de privacidad | Aviso legal | Web Realizada por VNC-WBC FAQ`S